lunes, 29 de junio de 2015

Episodios Familiares: lo mío es tuyo...

Como mi hija ha sacado muy buenas notas en este curso, le hemos regalado lo que más quería: una cámara de fotos.

El viernes de la fiesta de fin de curso, ella quería llevarse su nueva cámara, estaba recién estrenada.

Pero, claro, cuando toca jugar con las amiguillas de la clase, la cámara estorba. Mi hija me la da y yo me la cuelgo de la bolsa, no voy a tenerla durante todo el picoteo en la mano...

De repente, vuelve, me ve la cámara colgada y me regaña diciendo:

-¡Eh! ¡No te cuelgues la cámara como si fuera tuya?

Conservaré la factura para evitar futuros problemas...


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.