miércoles, 2 de noviembre de 2016

Episodios Familiares: hasta para pegar me apunto...

Era por la tarde y, mientras conducía, mis hijos se portaban fatal en los asientos traseros de mi maravilloso Opel Meriva del año chorrocientos.

En un momento en que ya no podía más, paro, me giro y les grito a los dos:

-¡Que os pego! ¿A que me bajo del coche?

Y mi hijo, con toda su inocencia, me responde:

-¡Yo voy contigo!


1 comentario:

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.