miércoles, 14 de diciembre de 2016

Episodios Familiares: tardes de domingo...

En verano, nunca sabes dónde puedes acabar un domingo.

Pero, en otoño y en invierno, las tardes de domingo sueles pasarlas en casa, viendo una peli en familia, con visita o haciendo lo que sea.

Ahora bien, fuera todavía verano o principios de otoño, aquella tarde tuve que salir a hacer un recado con mis hijos.

Al bajar a la calle, mi hija se fijó en que todo estaba cerrado, pasaban pocos coches, casi no había nadie por la calle... y, entonces, me preguntó:

-¿Todos los domingos son tan tristes?






1 comentario:

  1. Y porque tu hija no ha paseado por París en domingo. Eso sí que es triste.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.