lunes, 30 de enero de 2017

Mis obras: Serie Las aventuras de Patocho. Capítulo 6

Patocho miró por todas las habitaciones de la casa, pero no encontró a su papá.

Así que salió y preguntó a varias vecinas si sabían algo de Pacocho. La María Luisa, la Seca y la señora Gloria sólo le dijeron que, en su ronda de fisgoneo de la tarde, habían visto en la puerta del restaurante de Paco Chocolate un cartel en el que podía leerse: “Esta noche, CERRADO”.

Patocho fue a revisar aquel cartel y comprobó que la letra era de su padre. Entonces, oyó un ruido que surgía del almacén. Patocho atravesó la puerta corriendo. Así vio una figura a lo lejos: era Pepote Raboscoso, el repartidor de la cerveza, que estaba recogiendo los envases vacíos.

—¿Has visto a mi padre? ¡No lo encuentro por ninguna parte!

—Nene, tu padre me ha dicho que hoy cerraba pero que tú llegarías a tiempo para firmarme los albaranes. Pronto volverá... ya lo verás… no te preocupes de nada…

—¿Te dijo por casualidad dónde iba? —preguntó Patocho enseguida.

—Me ha dicho que esta tarde iba a colarse como fuera en el casting de Ballena Producciones.

—¿Ballena Producciones?

—Sí, nene. Es la productora televisiva del programa La Vox Kit. En la radio han dicho que están hoy en el Auditorio de nuestra ciudad haciendo unas audiciones para el programa de televisión.

—¡Ay, mi padre! —exclamó Patocho.

—¿Tú crees que él iba a apuntarse? —preguntó Raboscoso— Porque, no sé, yo creo que tiene poquita voz y desagradable…

—¡No es eso! ¡Fijo que iba a apuntarme a mí!

—Ah, me alegro… Bueno, ¿me echas una firmita?



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.